sábado, 24 de junio de 2017

Manifiesto Orgullo LGBTI+ Almería 2017

MUESTRA TUS COLORES

Un año más alzamos cientos de voces para celebrar que la igualdad de derechos y la convivencia en la diversidad, esa causa que enriquece a toda la sociedad, es cada vez más real. 

Casi medio siglo ha transcurrido desde el 69 de Stonewall, que mostró la necesidad de empoderamiento dentro del colectivo y que sirvió como detonante de la liberación de todas las personas con sexualidades y géneros no normativos. También celebramos 40 años desde la primera manifestación del Orgullo en nuestro país, que tuvo lugar en Barcelona en un momento en que las leyes y la sociedad discriminaban la diversidad sexual, de género y familiar.

Ambos acontecimientos fueron posibles gracias a la unión de personas con diferentes orientaciones y prácticas sexuales, identidades y expresiones de género. Personas valientes que decidieron unirse para luchar por una sociedad más plural, inclusiva y respetuosa y alzar su voz contra todas aquellas leyes, instituciones y actitudes sociales que, durante siglos, las habían criminalizado, patologizado y discriminado. 

Estos años de lucha no han sido fáciles. En una pequeña parte del mundo, los derechos se han ido asegurando y las sociedades han avanzado hacia un clima más tolerante. Sin embargo, los avances conseguidos en esta contrastan de manera alarmante con la situación actual en otras: 75 países penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo y en 13 de ellos se castigan con pena de muerte, causa que, añadida a la guerra, ha llevado a cientos de personas a solicitar asilo a Europa en los últimos tiempos. 

Sin olvidar el asesinato de 49 personas en la Masacre de Orlando hace menos de un año, no podemos dejar de estremecernos al conocer las informaciones que denuncian la creación de campos de concentración para homosexuales en Chechenia. Las personas LGBTI+ siguen siendo hoy objeto de persecución, violencia y asesinatos en todo el mundo, así como de discriminaciones que impiden nuestra plena inclusión en la sociedad.

Tenemos también que incidir en el hecho de que nuestro país tampoco se libra del odio: sólo en 2016 se registraron más de 240 agresiones LGBTIfóbicas, y en lo que va de año ya han aumentado en un 121% este tipo de agresiones. Además, la realidad nos hace temer que se producen muchas más que no son denunciadas, en unas ocasiones por miedo y falta de implicación de las autoridades competentes, como en los casos de acoso en redes sociales y bullying, y en otras ocasiones por la falta de regulación, como en el caso de la violencia intragénero.

La transfobia que organizaciones ultracatólicas siguen promoviendo en nuestros días también nos alarma; que ni siquiera durante la infancia seamos capaces de proporcionar espacios seguros, además de atentar contra los Derechos Humanos, pone de relieve la urgencia de medidas drásticas contra el odio que no sólo aseguren derechos sobre el papel, sino que además generen acciones educativas de sensibilización. 

Pese a que en los últimos años decenas de ayuntamientos y comunidades autónomas han aprobado leyes, planes y medidas en favor de la igualdad LGBTI+ y contra la discriminación, la falta de presión y exigencia de su cumplimiento está provocando que los acuerdos tengan nula repercusión en la vida diaria. Ejemplo de ello es sin ir más lejos Almería, cuyo Ayuntamiento aprobó en febrero de 2016 un plan de quince medidas contra la homofobia de las cuales ninguna ha sido puesta en marcha pese a que la mayoría no suponían coste económico alguno.

En este sentido, consideramos que la falta de un movimiento LGBTI+ fuerte en la provincia de Almería, aglutinador y que presione a los organismos competentes a tomar medidas en favor de la inclusión, ralentiza los avances que se están produciendo en otros territorios. Además, la falta de iniciativas de calado encaminadas tanto a empoderar al colectivo como a generar espacios de reflexión, provoca dentro de este sentimientos de desarraigo y desmotivación que perjudican los escasos intentos de movilización que se producen durante el año.

Este año en Almería celebramos nuestro Orgullo mostrando nuestros colores y con afán de generar espacios permanentes en los que seguir haciéndolo. Porque la visibilidad es fundamental e imprescindibles son las voces de todas las personas que sueñan con una sociedad inclusiva y respetuosa en la que la homofobia, la transfobia y todos los actos de odio sufridos por las personas a causa de su identidad sexual y afectiva sean cosa del pasado.

Hoy, miércoles 28 de junio de 2017, volvemos a las calles para mostrarnos como somos.

Mostremos nuestros colores para que lleguen dónde más falta hacen.

Hagamos de nuestra provincia una Almería con Orgullo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Club de lectura "El Espejo de Safo" (26 de abril)

Con motivo del día 26 de Abril de la Visibilidad Lésbica vamos a comenzar con una nueva actividad, el Club de lectura “El Espejo de Safo”...